¿Qué beber a la hora de comer pescados y mariscos?

Maridar es potenciar cada uno de los sabores para obtener una experiencia placentera a la hora de la comida.

Hay que empezar por decir que se puede lograr un buen maridaje, tanto el vino blanco como el tinto.

Siempre es recomendable el maridaje de un plato con un vino del mismo territorio, y si se beben dos vinos diferentes en la misma comida, serviremos en primer lugar el más ligero, para pasar luego al mayor cuerpo o más aromático.

Los vinos blancos deben servirse frescos, en torno a los 9ºc. El champán o el cava pueden estar más fríos, aunque no es recomendable bajar de los 6º. La temperatura de los vinos tintos se sitúa entre los 12 y 14ºc, pero es es preferible que estén a una temperatura ligeramente inferior a la ambiente antes de consumirlos.

Vinos blancos y cava.

Son preferibles los vinos blancos secos, jóvenes, afrutados pero sin un bouquet excesivo, como los Rioja blancos, de uva viura y garnacha blanca; los blancos del Penedès, elaborados con uva parellada, entre otras, y el hoy omnipresente chardonnay, uva base de numerosos vinos blancos de diferentes denominaciones de origen. Estos vinos son los más indicados para acompañar mariscos a la nage, moluscos al vapor o a la marinera, ostras, pescados fritos y terrinas, sin olvidar los pescados crudos. Aunque el surtido de marisco combina con todos los vinos citados, las variedades de albariño, o incluso un vino verde portugues, de delicado aroma, aportan un toque de originalidad.

Vinos tintos y rosados.

Los tintos ligeros y jóvenes de maceración carbónica acompañan los pescados salteados, algunos pescados grandes braseados o asados, los guisos ligeros y las marmitas.

Los tintos a base de pinot noir están indicados para pizzas y tartas de pescado. El haddock escalfado, un plato de pescados especiado, como un cuscús, o un bogavante a la americana, casan perfectamente con vinos tintos de crianza.

Los vinos rosados, son vinos para aplacar la sed, vinos de verano. Por ello encajan bien con las sardinas a la parrilla degustadas al aire libre, por ejemplo, y con los pescados a la barbacoa o escabeches ligeros.

Cervezas

La cerveza, siempre muy fría, armoniza perfectamente con los pescados a la parrilla, las frituras, también con el sushi y además con platos especiados con curry.

Déjanos tu opinión